* * *

Cuéntame un detalle, susúrrame una ilusión... si quieres contactar conmigo escribeme a theredcarpetoflife@hotmail.com



jueves, 13 de mayo de 2010

Sabor a caviar

Anoche cené fresas con nata, pero al despertarme no pude encontrar el champán. Busqué desesperadamente en la cocina, los cajones del salón, la despensa e incluso me aventuré a bajar al sótano aunque fue aterrador. Intenté recordar el sabor del caviar, si, aquel que probé unas semanas atrás, pero fue en vano, la pasta de dientes lo había borrado, tal como pasa con la realidad. Desolada volví a hundirme entre las sábanas cerrando los ojos con fuerza, concentrándome en romper el silencio que provocaba el no oír sus latidos al otro lado del colchón. Su presencia fue demasiado buena, demasiado dulce, exquisita y cara. Un lujo que ciertamente no me podía permitir, pues ahora ya se fue, ahora ya no está. Su fragancia ha desaparecido como aquel efímero sabor a caviar.


* * *
Hoy ha llovido mientras brillaba el sol. ¿Se puede pedir algo mejor? :)
Buen fin de semana a todos!!!

17 comentarios:

  1. Lo malo de las fragancias, es que no son eternas.
    A veces desearía poder encerrar la fragancia de aquel cuya presencia misma hace que tenga un poquito más de sentido dormir esperando a encontrar algo que desconozco.
    Pero no se quedan impregnadas en las sábanas. Sólo a tu piel se quedan adheridos los recuerdos. El recuerdo de que estuvo allí y de que te olvidaste de no cambiar las sábanas para que te durase más.

    Y... sentir efímero todo perfume que respires. Banal, insulso.
    Pero como el caviar... podrás descorchar botellas nuevas de champán, y no olvidar su perfume la próxima vez que te laves los dientes ^^

    Seguro que no será la última. Y luego ya no podrás desprenderte de su aroma.
    Me gustó mucho ^^

    Un beso muy grande... y muchísimas gracias

    ResponderEliminar
  2. Eso es lo que pasa con los sabones, duran lo que un suspiro, pasa que a veces lo buscamos incesntemente esperando volver a experimentar aquella sensación que nos produce, puede que la vida sea buena y nos permita deleitarnos con él una vez más, o demasiado mala en caso de que vuelva a desaparecer; se burlaría de nosotros ¿no crees? con esas mijagas fugaces que nos regalaría de vez en cuando...

    En caso de que sea efímero y no vuelva más, quien sabe, hay muchos otros sabores por probar xD

    Muy lindo, Lexy. Cada vez que veo que actualizas corro a revisar, pues sé que contigo jamás me decepciono.

    Un beso, linda.

    ResponderEliminar
  3. como jugar a lamerse los labios buscando algun pedacito olvidado de chocolate.
    un saludo en la lejania.

    ResponderEliminar
  4. Casi todos los buenos momentos duran menos que un suspiro.
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  5. Como duele despertar sin el sabor de algo que quieres... Por eso, es mejor atiborrarse al máximo de cabiar cuando lo tienes al lado.
    Te quedo precioso.

    Srta. Liv

    ResponderEliminar
  6. Seguro que ese momento se repetirá, tarde o temprano :)

    ResponderEliminar
  7. lo bueno, si breve, dos veces bueno =)
    besitos

    ResponderEliminar
  8. En mi caso, las fresas con nata serían un buen, o tal vez perfecto sustituto del caviar, pero no de esas personita

    ResponderEliminar
  9. a comer...
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  10. Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

    Saludos y un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  11. Magnífico texto y blog!!!

    http://balapertotarreu.blogspot.com

    Barcelona
    Frank

    ResponderEliminar
  12. me ha encantado! :) te quiero mucho ruuubita! molt molt moooooolt! mañana te tengo que contar....... em quedaré a dinar! :) que tengo que hacer historia moderna, el trabajo con mi grupo! muuuuuuà

    ResponderEliminar
  13. Pensemos para aliviarnos que quizá el sueño y la realidad andan tergiversados...así vives lo que crees fantasía y de paso, te zampas las fresas con nata y sigues buscando el cava y ese perfume inquieto...Abrazos sofisticadamente inciertos...pero cálidos

    ResponderEliminar
  14. Nada más bonito que despertarse así. A mi me gusta hacerle café colombiano a los inquilinos de mi cama. Un canto de ballena.

    ResponderEliminar

Los detalles forman parte de lo que somos,no me dejes sin uno de ellos. Recuerda, buena parte de mi, es tú :)