* * *

Cuéntame un detalle, susúrrame una ilusión... si quieres contactar conmigo escribeme a theredcarpetoflife@hotmail.com



lunes, 6 de diciembre de 2010

Tormentos de luz

Era en verdad una imagen pintoresca. Ella sentada ahí, en el borde de un sofá floreado que antaño había visto mejores días, mirando por la ventana de cortinas bordadas en blanco hacia un paisaje muerto, de noche cerrada, arboles desnudos y luces lejanas. Con cada paso de un coche los faros del mismo proyectaban débiles sombras en la habitación, sombras que ella seguía con sus ojos, oscuros como el momento, fijos en la llama de las velas aromáticas que alumbraban el cuarto. Sonaba U2, y después Red Hot Chilli Peppers, y después Los Rebeldes, y después algún nuevo éxito de masas de nombre indescifrable y temporalidad escasa. Ella, sentada con las piernas flexionadas a la altura del pecho, aspirando lentamente el humo de un Camel Light, con el pelo rubio enmarañado y recogido en un brusco moño, con la bata de seda gris que se empeñaba en deslizarse hombro abajo, siempre el izquierdo. Ella, una femme fatale con su falta de moral y escrúpulos, como sacada de una novela negra en la que nunca sabes cuándo se descubrirá un revolver debajo del liguero. De repente un poco de ceniza cayó en su pierna y se pasó la mano rápida por encima dejando un ligero borrón negruzco. Pensó en que tal vez fuera la imagen más sensual que hubiera visto jamás.

- Dame una razón por la que debería estar aquí – le pidió rendido. Con el último aliento de quien sabe que obra mal, siguiendo más los mandatos del deseo que de la razón.

Ella no levantó la vista, ni tampoco la voz. Tan solo exhaló el humo de su cigarrillo y con la vista fija en llama roja…

- Las cosas buenas no necesitan razón. Pero tampoco es que tu quieras que la tengan.

Sentenció.


* * *

15 comentarios:

  1. Mucha tensión sexual leo yo aquí ... ^^

    Pero es cierto, lo bueno, vale más no cuestionarlo =)

    besos

    ResponderEliminar
  2. Si necesitas preguntar la razón, solo te queda un camino, márchate

    ResponderEliminar
  3. Uuh, qué buena entrada.
    Sí que resulta una femme fatale...

    ResponderEliminar
  4. Como dice Laura: hay un clima que se corta, y me parece que es puro sexo!

    ResponderEliminar
  5. Me encantan las femmes fatales :)

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno,como de costumbre Lexy, me encantó la descripción y la frase final, ufff... estupendo ;)

    ResponderEliminar
  7. Es casi imposible contarlo mejor...

    ResponderEliminar
  8. Mujeres que son capaces de todo... El mundo a sus pies.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Menuda sentencia. Es para echarse a dormir...
    (Saludos desde una cama de hospital)
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  10. MIentras leía, a mi me sonada en la cabeza "the piano has been drinking" de Waits o cualquier poema del canalla de Jack K.

    Besos oscuros.

    ResponderEliminar
  11. Primero, Bajo la Luz de la Luna; genial :)
    Segona, brutal el:"dame una razon por la que deberia estar aquí"
    i tercer, avui he llegit una frase...: "Quien elige consejero,ya tiene elegido el consejo"
    Te dice algo? :)

    ResponderEliminar
  12. Y sentenciando nos dejo a todos así o.O"
    La foto viene al pelo eh...xDDDD

    ResponderEliminar

Los detalles forman parte de lo que somos,no me dejes sin uno de ellos. Recuerda, buena parte de mi, es tú :)