* * *

Cuéntame un detalle, susúrrame una ilusión... si quieres contactar conmigo escribeme a theredcarpetoflife@hotmail.com



sábado, 18 de diciembre de 2010

Sin garantía inminente

Los días pasan incesantes, no se paran a preguntarnos si nos importa o no. Los sueños se rompen, se desvanecen en el suave fluir de nuestra historia, y por cada segundo vivido, el vacio se hace más y más inminente. ¡Seremos hipócritas! Estúpidas criaturas superficiales incapaces de escapar de los cánones que nos rodean. Críticas hasta la medula, nuestras almas se esfuerzan en perseguir aquello que muy probablemente nunca lleguemos a obtener. ¿Y cuál será el resultado? Vacio, simple e infinito, aterrador, oscuro, capaz de consumirnos como el humo en un cigarrillo. ¿Por qué será que las personas viven en un permanente estado de insuficiencia? ¿Por qué somos incapaces de percibir la perfección de las pequeñas cosas? ¿Por qué despreciamos con tanta indiferencia a los detalles? ¿Por qué tan anhelo a los sueños?

Porque, porque, porque, porque… Los porqués tienden a infinito cuanto nuestra experiencia ha entrado en el límite de la inseguridad. Y no hay fuerza motora capaz de superarlos, a menos de la aparición de la esperanza, única capaz de iluminarnos y guiarnos hasta la paz del alma.

* * *

El hombre no es más que una máquina inconformista con una tara de fábrica, y digo yo, ¿dónde está ahora el genio que inventó la garantía?

22 comentarios:

  1. Creo que estamos permanentemente esperando a que venga algo mejor y eso nos nos hace percibir lo que tenemos, de ahí el inconformismo.

    (Me apunto tu recomendación. Gracias :) )

    ResponderEliminar
  2. El genio del que hablas está escondido...

    ResponderEliminar
  3. Totalmente. Cuando no no tenemos, queremos. Cuando tenemos, nos hastía. Inentendibles!

    ResponderEliminar
  4. Excelente post, la garantía se pierde en el momento de nacer, si no te aseguro que más de una hubieramos devuelto al niño, si vinieran con garantía incorporada.
    Besos
    Nela

    ResponderEliminar
  5. Muchos porqués no suelen conducirnos a ningún sitio...

    ResponderEliminar
  6. Eres maravillosa Lexy, tus reflexiones me fascinan.

    Pero por otro lado, que seríamos sin taras? bichos perfectos??

    Besos felices

    ResponderEliminar
  7. Estamos en una sociedad consumista en la que queremos, y cuando tenemos, queremos más, no es suficiente. Y además no somos nunca felices, es un círculo vicioso del que es practicamente imposible salir.
    Has reflejado totalmente la realidad, me encanta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Genial como siempre pasar por tu rincón...

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. El genio fue listo y se marcho para no dar esplicaciones :)
    Bonita reflexión.
    PD: gracias por seguirme ;)
    Un besito enorme!

    ResponderEliminar
  10. me encantó la frase qe dijiste al final donde está el hombre que inventó la garantía? ESTÁ BÁRBARO! UN BESITO TE ESPERO EN MI BLOG! ME FASCINO EL TUYO

    ResponderEliminar
  11. entonces no perdamos la esperanza de que algún día aparecerá ;D

    ResponderEliminar
  12. toda laverdad :D somos inconformistas :D

    ResponderEliminar
  13. Supongo que no conformarnos nunca es parte de nuestra naturaleza humana, ¿qué sería de nosotros si no tuvieramos qué perseguir? lo necesitamos, la garatía caduca cuando llegamos al mundo.

    Me ha encantado!

    ResponderEliminar
  14. Al menos algunos tenemos la opción de combatir ese defecto con reflexiones como esta.

    ResponderEliminar
  15. Como siempre... eres increíble... tienes una mágica capacidad de ver ese lado de las cosas que muy pocas personas llegan a ver y muchas menos llegan a entender... eres única y sabes que me encantas!

    ResponderEliminar
  16. Es la reostia, y ya no hay mucho más que añadir sobre el texto, la verdad

    ResponderEliminar
  17. Los humanos somos así, inconformistas y ambiciosos. Nunca conformes, nunca felices por más que tengamos. Siempre sacándole pegas a todo. Así somos, desgraciadamente para nosotros

    ResponderEliminar
  18. Seguro que debe estar escondido..^_^

    Besotes!!

    ResponderEliminar
  19. Siempre queremos tener más de lo que tenemos pero no podemos hundirnos por no tenerlo o despreciar a los demás u olvidarnos de ellos. Hay que guardar un equilibrio. Tener tus sueños pero sin olvidarte de tu alrededor :)

    Besos!

    ResponderEliminar
  20. Hola, que tal Lexi?
    Me gusto muchoe sa fotografia con el banco rojo.

    Te escribo para comunicarte que he transladao el blog a la siguiente dirección, para que no me pierdas la pista y creas que he abandonado el blog.
    http://www.urbexpain.com

    A mano derecha tienes para reguistarte y seguirme desde la nueva página.

    Disculpa la charla, ya creare un tema en el blog redirecionando ;)

    Un saludo y FELICES FIESTAS!!

    ResponderEliminar
  21. La autodestrucción de la que hablo en mi texto anterior es exactamente esa...
    Por qué, por qué, por qué, por qué!
    Pero vaya, qué decirte, es IMPOSIBLE dejar de comerse la cabeza...
    Cuantas noches en vela me habre pasado yo por eso mismo... Y a quién tenemos que echarles la culpa?
    A los de los colchones, que no los hacen cómodos. xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

    Feliz navidad Lexy :)

    ResponderEliminar

Los detalles forman parte de lo que somos,no me dejes sin uno de ellos. Recuerda, buena parte de mi, es tú :)