* * *

Cuéntame un detalle, susúrrame una ilusión... si quieres contactar conmigo escribeme a theredcarpetoflife@hotmail.com



domingo, 28 de noviembre de 2010

¡La hoja de reclamaciones, por favor!

Estimados lectores, dejadme que hoy os hable un poco más de mi. Mi nombre completo es Alexandra y mis apellidos algo así como un rompecabezas indescifrable para cuerdas vocales taciturnas. Nací hace 19 años en Kiev, capital de Ucrania, y mi sangre es una gran mezcla de identidades y culturas que van unas cuantas generaciones más allá de lo que mi mente puede recordar. Sendas de la vida me han criado en un pueblo de un pueblo al lado de otro pueblo que pertenece a otro pueblo más grande y que para acortar aquí diremos Barcelona, y sí, hoy me siento indignada porque a cada paso que doy las evidencias me gritan, (y no solo ahora con ciertas propagandas electorales) que vivo en un país de xenófobos.
No acostumbro a meterme en discusiones sobre política, ni tampoco sociales ni económicas, lo cierto es que no soy fan de participar en ninguna conversación del tema “actualidad” que los informativos bien se preocupan de exaltar en tres o más ediciones diarias y que poco o mucho vienen a decirnos lo que todos sabemos ya: lo mal que está el mundo. El motivo de esto no es mi falta de interés, como apuntan algunos incrédulos ante “como se puede vivir de esta manera”, ni tampoco el que sea rubia y posea una estética que suscita comentarios del tipo “claro, contigo es mejor hablar sobre conejitos y zapatos”. La gente juzga demasiado y se meten en asuntos ajenos aún más, pero dejando de banda esto y puntualizando que no, no me gustan los conejos, el motivo de esta explosión es mi indignación. Mi indignación ante el comportamiento de las personas, ante su desprecio, sus miradas, sus comentarios en tono afable que claramente guardan una intención maliciosa, una intención que grita a gritos: tú, que no eres de este país porque tienes estos apellidos tan extraños y porque no has nacido en la clínica “X” del Estado Español eres el culpable de todos los problemas del mundo. La generalización también es pecado, y el que bandas de latinos hagan peligrosas ciertas calles, grupos de sudafricanos puedan sorprenderte y atracarte en un callejón, o muchachos árabes consigan con sus comentarios que te plantees que camino a casa coger, no significa que todas aquellas personas que se han visto forzadas a abandonar su país natal por cualquier circunstancia sean mentirosos, ladrones o delincuentes. Vale decir que digo forzado como podría decir deseoso puesto que por suerte la libertad de tomar nuestras propias decisiones sigue siendo algo característico del ser humano, aunque con tanta publicidad y coacción de mentes no sé yo a donde irá a parar.
Así que la próxima vez que alguien me pregunte porqué prefiero hablar sobre Nietzsche o leer a Dostoievski, la próxima vez que alguien me eche en cara que mi mundo se monopoliza por visiones de Platón, Shakespeare, Hesse y clásicos varios, le diré que sí, que prefiero perderme entre épocas pasadas a saber el nombre de la próxima ministra del gobierno español porque en nuestro afán de buscar soluciones, en nuestra imperiosa necesidad de ser la créme de la créme las mentalidades se han podrido, los valores se han degradado y la educación se ha perdido. Tal como escribía Dickens en una de sus novelas: “así es como a lo largo de nuestras vidas cometemos nuestras mayores mezquindades a causa de las personas que más despreciamos”. Yo empezaría a plantearme seriamente nuestra manera de ver las cosas.



* * *
(Foto: Lexy)

26 comentarios:

  1. Lamento tu rabia, sobre todo porque tienes demasiada razón, y me duele, cuando las cosas pintan mal, nada mejor que un chivo expiatorio, y casualmente siempre son los mismos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Bien dicho, como dije el otro día en uno de mis post, el mundo está loco. Yo tampoco suelo hablar de este tipo de temas... pero la cosa se nos está yendo de las manos
    besitos

    ResponderEliminar
  3. Acabo de escribir un post sobre el mundo, cruel sin lugar a dudas.

    Perderse en lecturas clásicas o blogs actuales... aunque yo por suerte pero más por desgracia soy rematadamente utópico y espero que cada mañana, mediodía y noche nos informen de todo lo contrario.

    p.s.: sí, deberíamos ;D

    ResponderEliminar
  4. Querida Lexy, desde el pueblo al lado del pueblo que pertenece al pueblo de al lado del tuyo, te diré que esto cambiará. Mañana, pasado o el otro, pero esto cambiará, estoy seguro.

    Porque los canallas no tienen sitio en este planeta.

    Besos optimistas

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Es lamentable que pase lo que dices y siento que te sientas tan mal. Me cuesta trabajo ser optimista en este país. Cada vez más, me cuesta trabajo ser optimista con un país que tiene algunas costumbres medievales y es cierto que se mira con una condescendencia estúpida a los que no son de aquí, no son todos pero son muchos.
    Lo único que puedo decirte es que hay mucha gente que vale la pena y que ven a las personas como personas , nada más, con el tiempo sabrás verlos y apartarte de los otros. Se ven a la legua.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Entiendo lo que dices y es triste que las cosas sean así.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  8. Me da un montón de lastima q exista gente así la verdad. Porque yo desde pequeña he pensado que de mayor me gustaria vivir en un pais extrangero y no creo que por eso este robandole el trabajo a nadie. Pero la gente que no tiene dos dedos de frente piensa esas estupideces, como he dicho una lastima.
    Un besito guapa :)

    ResponderEliminar
  9. no sabes cuanto te comprendo. y a mi que me gusta viajar y conocer distintas idiocincracias, no supe econtrar comodidad mas comoda que cuando se piso desconocido y te tratan como un vecino mas.
    generalizar es hacerse chiquitito. decir que todos son iguales es no querer hacerse cargo. porque no existen dos personas identicas en todo el mundo. de hecho, todos somos, de todas partes, todos venimos de todas partes, y todos llegaremos a todas partes.
    y si bien nunca senti que se me haya indicado como culpable de algo, siento mucha bronca al ver la discriminacion que se hace a otras personas. por eso digo que te comprendo.
    algo curioso: mi edad tambien tiene que ver con algun 19, mi nombre y apellido tambien es bastante distinto al de las personas del pais en que vivo (30 letras en total si no sera raro) y para señalar una semejanza mas contigo, mi nombre tambien comienza con "alex". a decir verdad tenemos el mismo nombre en distintos idiomas -si no me equivoco-. vaya coincidencias!

    un saludo desde la lejania!

    ResponderEliminar
  10. Supongo que es una forma de evasión, ya que en ese mundo del pasado existían los mismos problemas y los mismos rasgos de xenofobia. Hay que desterrarlo!!!

    ResponderEliminar
  11. amén!
    porque no puedes tener más razón,
    así de cerrados somos a veces

    ResponderEliminar
  12. Hay ente para todo.
    Comentarios discrimantes hay en todas partes, pero haces bien en darte cuenta y criticarlo aunque sea en el blog.
    La generalización es algo por lo que aboga el positivismo en el que la ciencia y la política se basan para poder controlarnos mejor (si pensáramos por nuestra cuenta... ¡vaya problema!)

    También quería resaltar lo bien que te expresas. Me encanta tu forma de escribir, incluso cuando estás indignada.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  13. finjiendo ser una mujer apañada y ordenada eh!

    ResponderEliminar
  14. A mi me enseñaron que la discriminación era una especie de enfermedad retrógrada que le da a aquellos que no saben, que no conocen, que no quieren conocer y que son de mente cerrada. A aquellos incultos que simplemente temen lo que hay mas allá de sus narices, y tienen tan poco amor propio que no se esfuerzan por abrir sus fronteras.

    El mundo está lleno de gente de poca sesera. Pero no hay que hacerles caso, ni enrabietarse, mas bien compadecer su ignorancia y necedad.

    Un texto de opinión de los buenos =) Has sabido trasmitir todo lo que pensabas y sentías. Creo que has logrado lo que querías. Y muy bien, por cierto.

    ResponderEliminar
  15. Me parece completamente normal que te indignes, yo también lo estaría en tu lugar... La gente piensa que los inmigrantes tienen la culpa de todo y eso no es verdad, han venido aquí porque piensan que aquí pueden vivir mejor. Y si piensan que tienen la culpa, que se miren al espejo y vean lo que ellos hacen por la sociedad.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Quizá entre todos, aportando un poco cada uno, logremos algún día enseñarle al mundo que la discriminación es algo tan absurdo que no merece ni ser nombrado. Pero el caso es que hasta que nos decidamos a hacerlo, llevas razón, seguimos metiendo a todos los extranjeros que llegan a nuestro país en el mismo bote. O todos son malos, o ninguno. Así no creo que avance el país demasiado, o no tanto como nos gustaría.
    Una entrada muy realista.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Ole por esos valores que tienes, aunque no tan "ole" por la situación. La semana pasada discutimos precisamente este tema en filosofía, y me quedé flipando por ver que había gente que defendía que echaran a todos los extranjeros del país porque no eran más que una panda de vagos que venía a estorbar. Fui una de las que más debatí, porque no podía aguantar la rabia que me estaba entrado. Que sí, que es verdad, que como tú dices, hay bandas latinas, árabes y lo que sea que dan miedo, que hacen cosas malas. Pero, ¿qué es de esos que se matan a trabajar para poder darles una vida mínimamente digna a su familia, que se marchan de su lugar de origen y dejan todo atrás por intentar construir un futuro? Hay españoles que son peor que la mayoría de estas personas, pero por haber nacido aquí no se las discrimina. Pues no me parece, yo estoy en contra de las fronteras, y si te ganas el poder pertenecer a un lugar que sea por lo que haces y lo que eres, y no por el lugar que te haya visto nacer.
    Un besazo, bonita :)

    ResponderEliminar
  18. No lo has podido reflejar mejor. Los valores hoy en dia en la sociedad, la politica o cualquier otro ámbito se estan pudriendo. Ahora la gente le da más importancia a las generalizaciones " lo que dicen los demás" en vez de buscar su propia razón y verdad.
    Juzgar es lo más facil, por eso lo hacen los necios, los que no son capazes de buscar en su mundo interior lo que son y se limitan a copiar lo de los demas.

    Mira, como si has nacido en Canada, en Argentina o Perú, las personas somos personas, igual que una mujer no es mejor que un hombre y viceversa. Es como si yo digo que todos los catalanes son unos agarrados y todos los sevillanos no saben hablar. Miles de excepciones, millones, dejan la regla en nada.


    Un besazo Lexy mia, estas preciosisisisisma en esa foto (lo tenia que decir)

    ResponderEliminar
  19. Ahora ya te conozco un poco mejor...Lexy...

    ResponderEliminar
  20. Me encanta esta sección por la cantidad de verades que plasmas. Me haces pensar ;)
    Y, si, el mundo se nos va de las manos.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. FELICITACIONES! ASÍ SE HABLA, RUBIA.

    UN BESO GRANDE, http://malatendida.blogspot.com :)

    ResponderEliminar
  22. Las verdades sin eufemismos, así me gusta: alto y claro.
    Besos solidarios.

    ResponderEliminar
  23. Hola Lexy, tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

    me respondes munekitacat@hotmail.com

    besos

    Isabella Miranda

    ResponderEliminar
  24. jajajajaja.. q entrada mas rara rubiah..
    pero bueno, ya sabes que comparto tu opinion al 100% como inmigrante q soy.. jajaja
    pero no se, me ha hecho gracia..



    va.. no te ofuskes.. el mundo es una mierda, ya se sabe, lo unico que hay q hacer es una buena boda para remediarlo!
    jijijiji



    :)

    ResponderEliminar

Los detalles forman parte de lo que somos,no me dejes sin uno de ellos. Recuerda, buena parte de mi, es tú :)